¿Por qué jugar al golf?

Jugar al golf es una experiencia que se puede contar pero que hay que vivir. Nuestra visión es esta:

La Experiencia del golf

Encontrarte entre montañas, en medio de un montón de naturaleza, con un envolvente olor a hierba recién cortada, escuchando solo el sonido de los pájaros, de una suave brisa que te recorre el rostro, parece un paseo por el paraiso… se ponen los pelos de punta. Hay muchos puntos de vista de este deporte, pero nos quedamos con éste.

“El golf es un deporte de constante aprendizaje y mejora”

Los primeros días en el campo de golf…

El primer día empiezas agarrando el palo de golf y tus dedos están hechos un lío mientras intentas cogerlo como si fuera una raqueta de tenis o un bate de béisbol. No sabes cómo colocarte delante de la bola y te parece imposible golpear esa diminuta esfera delante de tí. Estás tan encogido que si te tocan con un dedo en el pecho te tiran al suelo de lo rígido que estás. Si te has motivado o mejor dicho “picado” mucho, al día siguiente tranquilo que te acordarás, porque probablemente tengas agujetas por la espalda, los antebrazos y en músculos que no sabías ni que existían. Pero oye! conseguiste golpear varias bolas.

Si después de este párrafo / experiencia sigues adelante es que TE MOLA EL GOLF.

Como ya hemos comentado, Golf = Constante aprendizaje y mejora. ¿Esto es cierto? Si.

El segundo día que vayas al campo de golf, te sorprenderás de tí mismo, porque tus músculos y tu cuerpo tienen mucha memoria. Casi automáticamente conseguirás coger el palo adecuadamente, mantener la cabeza mirando la bola y golpear esa esfera que ya no parece tan pequeña.

Lo bonito del golf

Una de las cosas más bonitas del golf es que puedes jugar con cualquier golfista y tener un partido competitivo independientemente del nivel que tenga cada uno. Esto es gracias al handicap, una ponderación de golpes que hace que jugadores de distintos niveles puedan tener las mismas puntuaciones, a pesar de, jugar una ronda de golf terminando con distinto número de golpes.

Además, los clubs de golf realizan torneos abiertos todos los meses, con grandes premios, material de golf y otros regalos. Que son una oportunidad para demostrar los avances que vas realizando semana tras semana y conseguir bajar ese nivel de handicap además de pasar un buen rato al aire libre y conocer gente nueva para ir creciendo tus contactos con los que jugar este bonito deporte.

En resumen

Si te gusta estar en medio de la naturaleza, te gusta la competición y el aprendizaje, el golf es tu deporte.

El primer paso para empezar a jugar al golf es entender el golf